¿Cómo Compartir a Cristo con Otros?

     (Para ver y descargar un folleto con el Evangelio - Haz Clic Aquí.)

¡Hola! Mi nombre es ______. Nosotros somos cristianos y estamos invitando a las familias de esta comunidad a nuestra iglesia. ¿Cuál es su nombre? ¡Mucho gusto! ¿Está usted visitando alguna iglesia? Bueno, es un placer conocerle, y yo no quiero gastar todo su tiempo. Una persona me explicó cómo yo podía ir al cielo, y esto cambió mi vida. Esta persona me dijo que Jesús me ama y que Él murió por mí para llevarme al cielo. Mi amigo, Jesús le ama a usted también. Él murió por usted para llevarle al cielo. ¿Sabe usted si muriera hoy (espero que no, espero que viva por mucho tiempo, pero sabe usted si muriera hoy), si iría al cielo?

La Biblia dice en 1 Juan 5:13: "Estas cosas os he escrito á vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios".

 

Hay cuatro cosas que debemos saber para ir al cielo:

Número 1: Todas las personas en el mundo somos pecadores. Romanos 3:23 dice: “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”. Yo no soy perfecto. Yo he pecado. ¿Es usted perfecto, o ha pecado? Si, todas las personas en el mundo somos pecadores. Aparte de Jesucristo, no hay ninguna excepción.

 

Número 2: Hay un precio por nuestros pecados. La Biblia dice en Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte”. La muerte no es solamente la muerte física, sino también una muerte segunda - en el lago de fuego para siempre. La Biblia dice en Apocalipsis 20:14: "Y la muerte y el Hades fueron lanzados en el lago de fuego. Esta es la muerte segunda". No es agradable, pero es el precio por mis pecados, y por sus pecados.

Número 3: Es muy buena noticia. La Biblia dice en Romanos 5:8: "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros". En otras palabras, Cristo murió para perdonar nuestros pecados, y para salvarnos del infierno y para llevarnos al cielo. Tres días después de la muerte de Jesús, Él resucitó. Jesucristo murió en la cruz para perdonar todos sus pecados y para salvarlo del infierno.

 

Juan 3:16 dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Número 4: La Biblia dice: “Mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”. Note cómo usted puede recibir la vida eterna: “en Cristo Jesús Señor nuestro”. No es por unirse a una iglesia, o por hacer buenas obras. Son buenas cosas, pero no son el camino para ir al cielo. Jesucristo dice en la Biblia: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”. Jesucristo es el único camino al cielo. Cristo murió en la cruz para darle vida eterna; la vida eterna es gratis para usted. Solo necesita aceptar a Jesucristo en su corazón, poniendo toda su fe y su confianza solo en Él para ir al cielo.

 

Ahora, quiero hacerle unas preguntas: ¿Cuántas veces Jesucristo nació en la tierra? (Una vez.) ¿Cuantas veces Jesucristo murió? (Una vez.) ¿Cuántas veces Jesucristo se levantó de entre los muertos? (Una vez.) Entonces, ¿cuántas veces usted necesita invitar a Jesucristo en su corazón para ir al cielo? (Una vez.)

 

Vamos a repasar. ¿Entiende que todos somos pecadores? (Sí.) ¿Entiende que el precio por nuestros pecados es el infierno? (Sí.) ¿Entiende que Cristo murió en la cruz para salvarle del infierno? (Sí.) ¿Entiende que el único camino a la gloria es confiar solamente en Cristo Jesús para ir al cielo? (Sí.)

Muy bien. Esto es muy importante. La Biblia dice: “Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo”. ¡Será salvo! ¡Es una promesa de Jesucristo! En otras palabras, usted no irá al infierno para siempre, pero si va a la gloria para siempre. ¿Puede ir Jesucristo al infierno para siempre? ¡No! ¡Él está en la gloria! Y con Jesucristo en su corazón, ¿a dónde irá cuando usted muera? Sí – al cielo.

Jesús le ama y quiere recibirle a usted. Usted quiere recibir a Jesucristo para ir al cielo, ¿verdad?

Ahora, Jesús quiere entrar en su corazón, pero usted necesita invitar a Jesucristo en su corazón. Por favor, repita esta oración, pero el camino a la gloria no es solo la oración. Es confiar en Jesucristo para salvarle. Repita esta oración, por favor:

“Señor Jesús, Sé que soy pecador. Por favor perdóname todos mis pecados,  sálvame del infierno, y llévame al cielo.  Te invito a entrar en mi corazón.  Yo confío en Ti  solamente por mi salvación. Gracias, Jesús, por entrar en mi corazón. En el nombre de Cristo, Amén”.

¿Confió sinceramente en Cristo Jesús y le aceptó como su Salvador? (Sí.) ¡Muy bien! Es muy importante. Ahora, ¿a dónde invitó usted a Jesucristo? Si, en su corazón. Y ¿por cuánto tiempo estará Cristo en su corazón – por un día, o para siempre? ¡Para siempre! Entonces, si Jesucristo está en su corazón, y está ahí para siempre, cuando usted muera, ¿a dónde iría, al infierno, o a la gloria? ¡A la gloria! ¿Puede Jesucristo ir al infierno para siempre? ¡No! ¡Él está en la gloria! Y usted va al cielo para siempre también porque Jesucristo está en su corazón.

¿Cuántas veces usted necesita invitar a Jesucristo en su corazón? Una vez, ¿verdad? ¿Puede Jesucristo salir de su corazón? ¡No! ¡Nunca! ¡Él estará ahí para siempre! Entonces, si muriera en diez años, ¿a dónde iría, al infierno o a la gloria? ¡A la gloria! ¿Por qué? Porque Jesús está en su corazón para siempre. ¿Usted es perfecto hoy? No, pero Jesucristo murió por todos sus pecados y Él está en su corazón para siempre.

Apreciado amigo, la Biblia dice que una vez que Jesús entra a nuestros corazones, permanece allá por siempre. Nunca nos dejará ni nos abandonará, y un día iremos a las glorias del Cielo. En la Biblia Jesús dice: "Él que cree en mí, tiene vida eterna".  (Juan 6:47)

Nos da tanto gusto que usted haya tomado la decisión más grande de su vida. ¡Que Dios le bendiga!

(NOTA: Si la persona a la cual usted le está presentando el Evangelio, le hace cualquier pregunta, usted puede contestarle así: “Es una buena pregunta, pero ¿puedo contestarla cuando termine con esto? ¿Sí?”)

Ayuda para ganar almas:

  1. Sonría, sea amable, y sea positivo.

  2. Vaya creyendo que la gente va a recibir a Cristo.

  3. “Rebote la pelota tres veces”. Esto significa que debe intentar de compartir el Evangelio con la persona por lo menos tres veces, a pesar de que la persona ponga excusas (usted debe intentarlo pero con amor y amabilidad). Recuerde la nota de arriba.

  4. Comparta el evangelio en forma de su testimonio. (Por ejemplo: “Una persona me explicó que Dios me amaba y quería que yo fuera al cielo. Él me explicó que todos somos pecadores...” y continúe dando el plan de salvación en forma de testimonio.)

  5. Use versículos para explicarles la seguridad de la salvación. (Romanos 10:13, Juan 3:16, Juan 6:47, Juan 1:12, Juan 5:24, 1 Juan 5:11-13, Juan 3:36)

 

 

Cuando estamos compartiendo a Cristo con otros, es muy importante explicar la seguridad de la salvación y saber cómo dar una invitación. Para aprender más acerca de esto, oprima este botón.  Haz clic 

* Por favor siéntese libre de compartir este plan de salvación y los audios y videos abajo con otras personas.

Queremos compartir con usted la historia de nuestra hija Alejandra. Haz clic aquí para conocer su historia.

Mensajes de Salvación en Audio

Ayuda para Compartir a Cristo

Para recibir sermones y bosquejos gratis